8 características de un buen estudiante de idiomas

Aprender un segundo idioma tiene mucho en común con aprender a tocar un instrumento o un deporte. Todos requieren práctica frecuente y esfuerzo sostenido. Con el tiempo, los alumnos, músicos y atletas reciben comentarios, refinan sus técnicas y desarrollan hábitos positivos.

Si bien el talento o la aptitud individual pueden ser un factor, el éxito en el aprendizaje de una nueva habilidad suele ser el resultado de otras características. ¿Ambición? ¿Creatividad? ¿Organización? ¿Cuáles son las características de un «buen estudiante de idiomas»?

Siga leyendo para descubrir la respuesta a esta y otras preguntas importantes. Por ejemplo, ¿en qué se diferencia el aprendizaje de un idioma a otras habilidades? ¿Cuánto tiempo se tarda en aprender un idioma? ¿Qué puede hacer para acelerar ese proceso?

La regla de las 10,000 horas

Malcolm Gladwell hizo popular la regla de las 10,000 horas en su famoso libro, Outliers. La idea principal es que se necesitan un total de 10,000 horas para aprender una nueva habilidad. Para poner eso en perspectiva, ¡ese es el tiempo que pasaría en un trabajo de tiempo completo durante un período de 5 años!

Esta estimación es incorrecta y este es el motivo. La investigación original, realizada por el psicólogo sueco Anders Ericsson, se centró en músicos expertos. Entonces, realmente, 10,000 horas es el tiempo que se necesita no para aprender una habilidad, sino para convertirse en el mejor en ella. Para la mayoría de los estudiantes de idiomas, el objetivo no es ser de clase mundial.

El aprendizaje de idiomas no implica una habilidad, implica muchas habilidades. Además de los «cuatro clásicos» (lectura, escritura, comprensión auditiva y expresión oral), también son esenciales las habilidades relacionadas con la memoria fonética, la capacidad de retener el vocabulario y resolver problemas gramaticales.

Aun así, con el enfoque correcto, un alumno puede alcanzar un buen nivel en un nuevo idioma sorprendentemente rápido. Es decir, en aproximadamente 20 horas.

Maximizando tus esfuerzos

Veinte horas equivalen a 45 minutos al día durante un mes. Está bien, eres una persona ocupada, entonces, ¿qué tal 30 minutos? Un mes no es suficiente para conocer un idioma de adentro hacia afuera, pero la práctica diaria es un gran comienzo.

Verá, un «buen estudiante de idiomas» no necesariamente pasa mucho tiempo estudiando. Siempre que dedique su tiempo a concentrarse en lo que es importante, puede maximizar sus esfuerzos. Esto nos lleva a nuestra próxima regla.

¡La regla 80/20! Este establece que “el 80% de los efectos provienen del 20% de las causas”. La regla se ha utilizado para explicar tendencias en muchos campos diferentes, desde la economía hasta el béisbol. En cuanto al aprendizaje de idiomas, predice que el 80% de tu progreso vendrá del 20% de tu formación.

El punto es que algunas actividades son más efectivas que otras. Claramente, ver a medias una serie de televisión en inglés en Netflix (mientras juegas en tu teléfono) no es un tiempo bien utilizado.

Entonces, ¿cómo pasa su tiempo un buen estudiante de idiomas?

8 características de un buen estudiante de idiomas:

  • Encuentra su propio camino: No existe un enfoque único para el aprendizaje de idiomas, por lo que debe probar diferentes actividades y recursos e identificar lo que funciona para usted.
  • Organiza información sobre el idioma: Ya sea que prefiera usar lápiz y papel o la última aplicación, es importante estar organizado y realizar un seguimiento de su aprendizaje.
  • Usa mnemónicos para recordar lo que han aprendido: Se trata de rimas y asociaciones de palabras que te ayudarán a almacenar vocabulario nuevo y asimilar nuevas reglas. P.ej. cuando se encuentre con una palabra nueva, intente conectarla con una canción o una marca que conozca.
  • Crea sus propias oportunidades para practicar el uso del lenguaje dentro y fuera del aula: Las actividades que realiza en clase son importantes para su progreso, pero también lo es lo que hace fuera del aula. Siempre debes estar atento a las oportunidades para practicar.
  • Aprende a vivir con incertidumbre: Una de las frustraciones de aprender un segundo idioma es no comprender todo lo que se dice a tu alrededor. Esto es normal y es algo que debes aceptar. La incertidumbre lo empujará a aprender más.
  • Deja que el contexto les ayude a comprender: La comunicación no se trata solo de lenguaje. Utilice los gestos, las expresiones faciales y otra información contextual de las personas para seguir la conversación.
  • Utilizar conocimientos lingüísticos, incluido el conocimiento de su lengua materna: Aunque no hay dos idiomas iguales, siempre hay algunas similitudes útiles. En lugar de ignorar por completo su primer idioma, comience a pensar en lo que puede y no puede pedir prestado.
  • Hace conjeturas inteligentes: Piensa en tus opciones y adivina. Esta es una forma importante de probar nuevas palabras y estructuras.

¿Listo para poner en práctica todas estas características? Empieza tu curso de inglés en la Academia Inglés Zaragoza y maximiza tus habilidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *